Noticiero 9

Brasil: Una joven se robó un bebé de un hospital adentro de una bolsa

El recién nacido fue secuestrado durante la madrugada mientras sus padres dormían.

En Río de Janeiro, Brasil, una joven de 19 años fue detenida después de que la descubrieran robando a un bebé de un hospital mientras sus padres dormían.

El hecho ocurrió durante la madrugada y las cámaras de seguridad capturaron el momento en el que metió al recién nacido en una bolsa y se lo llevó.

Cuane Malaquias, como fue identificada la acusada, llegó al hospital de la Maternidad Municipal Amelia Buarque de Hollanda, alrededor de las 2:00 horas, y se escabulló en la habitación de Nívea Rabelo, de 27 años, quien se encontraba descansando luego de dar a luz unas horas antes.

En un acto siguiente, agarró a Ravi Cunha, el bebé de apenas un día de vida, y lo metió en una bolsa de supermercado. Luego, salió del centro médico y se fue a su casa ubicada a unos diez kilómetros, en la favela de Morro do Borel.

Las cámaras de seguridad del hospital grabaron el momento justo en el que la joven secuestró al niño y fue la prueba clave al momento de la investigación.

Según el medio brasilero G1, el abuelo de Ravi contó que su nuera había amamantado al bebé y luego se fueron a dormir. “Veinte minutos después, cuando (su mujer) se despertó y miró a Ravi, ya no estaba en la canasta. Inmediatamente, mi esposa trató de averiguar por los otros compañeros de cuarto si alguien lo había levantado para calmarlo, pero no. Mi esposa se desesperó, fue al puesto de enfermería y detectaron la desaparición”.

Tras la denuncia, una llamada anónima informó a la policía que Malaquias había sido la responsable del secuestro, por lo que los oficiales irrumpieron en su casa y rescataron a Ravi este miércoles por la mañana.

Así fue el reencuentro de Nívea con su hijo, Ravi, después del robo. (Foto: G1)
Así fue el reencuentro de Nívea con su hijo, Ravi, después del robo. (Foto: G1)

Además, los medios locales informaron que cuando la policía ingresó al domicilio de la acusada, madre de una nena de cinco años, también encontraron a cuatro recién nacidos que dormían con sus presuntas progenitoras en el piso.

Finalmente, el bebé fue llevado nuevamente al hospital donde nació para reencontrarse con sus padres. El personal médico se acercó para recibir la noticia con aplausos y celebrar su aparición. “Gracias a Dios”, expresó Matheus Maranhão, el papá del nene, a G1.

Fuente: TN

Notas relacionadas

En Arizona proponen una ley que habilita el asesinato de migrantes que traspasen propiedad privada

redactor

Papa Francisco llamó al Estado a ejercer «el papel de redistribución y justicia social»

redactor

En China lanzaron un café con sabor a cerdo para celebrar el Año Nuevo

redactor