Noticiero 9

Caso Emanuel Agudo: aún no identifican a los oficiales que agredieron al joven con Síndrome de Down

El joven declaró esta mañana en fiscalía y narró los abusos sufridos por parte de la policía el pasado martes 9. Sin embargo, no logró identificar aún a los agentes responsables. La familia, por su parte, denuncia posibles aprietes a la única testigo del hecho.

El martes de la semana pasada, Emanuel fue interceptado por tres oficiales de policía mientras regresaba a casa desde el gimnasio. El encuentro, que se tornó violento, resultó en lesiones para Emanuel, quien según declaraciones, fue maltratado y detenido sin justificación.

Esta mañana Emanuel, acompañado por sus padres se presentó a fiscalía para prestar declaraciones frente a la doctora Silvia Sluzar, quien lleva el caso. 

Durante la declaración de Emanuel, relató cómo los oficiales lo acusaron falsamente de ser un delincuente, lo asustaron con un arma, y finalmente lo agredieron físicamente. Sin embargo, no pudo identificar a los oficiales responsables.

Mario Agudo, padre del joven, explicó a N9 que la policía no solo falló en proporcionar la atención médica adecuada a su hijo sino que tampoco ha identificado a los responsables del procedimiento. «En ningún momento llevó a Emanuel a medicina legal«, lamentó Mario, destacando la falta de acción inmediata para atender las lesiones de su hijo.

Por otra parte, la familia se reunió con Hugo Maldonado, secretario de Derechos Humanos de la provincia, y recibieron palabras de apoyo del gobernador Zdero, quien aseguró estar con ellos en lo que necesiten. No obstante, las promesas no han culminado en acciones concretas que esclarezcan los hechos.

Durante el hecho, un testigo intervino, advirtiendo a los oficiales que Emanuel era una persona con necesidades especiales y solicitando que lo llevaran a casa de sus padres en lugar de detenerlo.

El caso, según comenta el padre de Emanuel, ha cobrado una gravedad extra al enterarse de que la policía habría visitado la casa de la única testigo del incidente, estando de civil y en uniforme, en un movimiento que la familia y observadores consideran intimidatorio.

La falta de transparencia en el proceso y la ausencia de un examen médico formal inmediatamente después del incidente han aumentado la desconfianza en las autoridades encargadas de investigar el caso. A pesar de presentar estudios médicos que confirmaban las lesiones de Emanuel, su familia sigue esperando respuestas.

«Lo único que quiero es que se haga justicia por mi hijo. Que aquellos que cometieron este acto sean responsabilizados», declaró Mario Agudo, reflejando el sentimiento de urgencia por resolver el caso y evitar que situaciones similares se repitan.

Notas relacionadas

“Seguiremos recurriendo la sentencia, no estamos de acuerdo”, señaló la abogada de Ayala

redactor

Causa «PIMP»: una por una las sentencias y absoluciones del Tribunal Federal

redactor

Remate ganadero de Villa Ángela: Precios de hacienda continúan en descenso 

redactor