Noticiero 9

Chaco: polémico debate entre Iván Gyöker y Mariela Quirós por el lema «Chaco puede»

En una sesión especial convocada por la Cámara de Diputados del Chaco, este sábado 9 de diciembre juró como gobernador de la provincia, el arquitecto Leandro Zdero y como vicegobernadora, la contadora Silvana Schneider.

El acto se realizó en el recinto de sesiones “Deolindo Felipe Bittel”, ubicado en Brown 520 de la ciudad de Resistencia a las 9 de la mañana y en el mismo el mandatario realizó un extensivo discurso donde repasó todo lo que se propone realizar en su mandato y lo que le dejó el gobierno saliente.

En el marco de ese discurso, lo que más le llamó la atención a la diputada por el «Frente Chaqueño», Mariela Quirós fue una frase que utilizó Zdero en varias oportunidades: «Chaco puede» y es por ello que se expresó en X (ex Twitter).

«En su discurso de asunción como gobernador ante la Legislatura, Leandro Zdero usó al menos 5 veces la expresión ‘Chaco puede’, eslogan de la última dictadura», señalaba la diputada Quirós. «Una vez puede entenderse como distracción, como impulso. 5 veces no se distrae una persona», ratificó ofuscada.

Frente a esto, el que salió al cruce fue el diputado por «Juntos por el Cambio», ya asumido en su función, Iván Gyöker, quien trató de «boludez» el reclamo y aprovechando la oportunidad pasó «factura» por lo que dejó la gestión de Jorge Capitanich.

«No sólo es una boludez del tamaño de los pozos de Resistencia, sino que tampoco te noto así de indignada porque dejaron los hospitales sin un medicamento y cayéndose a pedazos», aseveró Gyöker.

Claramente este tipo de «intercambio» de palabras en redes es el comienzo de un sinfín de «choques» que se vienen en la legislatura chaqueña, frente a un panorama complicado de afrontar. Pero ahora.. ¿De donde se remonta la frase «Chaco puede»?

«Chaco puede” fue una frase apreciada por el imaginario colectivo chaqueño, pero con mucha historia detrás. Si bien, esta frase tan conocida y replicada por todos los chaqueño, se siente como un grito de libertad y esperanza, un sapucay chaqueño entrañable, contiene un bagaje histórico de gran importancia para el Chaco, aún más en el aniversario número 40 de democracia ininterrumpida.

“Chaco puede”, el eslogan regía en Chaco durante la Dictadura Militar entre 1976 y 1982, un encabezado que justificaba la segregación de los pueblos originarios, especialmente en el norte chaqueño, con el asentamiento de inmigrantes europeos y la religión en la provincia, imponiendo sobre lo autóctono el “Chaco gringo”, como la única tradición dominante y funcional, sumado a los “matices” de la propia dictadura.

Notas relacionadas

Transporte en Chaco: desde la Subsecretaria instaron a las empresas a prestar servicios de colectivos con normalidad

redactor

Chaco: el Gobierno ratificó que «el aumento del boleto será inevitable» y el costo de tarifa supera los $1000

redactor

Resistencia: delincuentes le dispararon a un repartidor para robarle y fueron detenidos por la policía

redactor