Noticiero 9

La Justicia brasileña investigará a Elon Musk tras su cruce con un miembro de la Corte Suprema

Elon Musk, el célebre propietario de la plataforma X, es acusado de una serie de supuestos delitos relacionados con lo que se ha denominado como «manipulación criminal y dolosa» de dicha red social. 

En un documento emitido por el magistrado del Supremo Tribunal Federal (STF) Alexandre de Moraes señala una presunta instrumentalización ilegal de la plataforma, antes conocida como Twitter, por parte del magnate, quien también ostenta la dirección de empresas como Tesla y SpaceX.

El juez Moraes tiene un historial en la “lucha contra la desinformación” en Brasil, ordenando en diversas ocasiones el bloqueo de cuentas sospechosas de difundirla, muchas de las cuales pertenecen a simpatizantes del ex presidente Jair Bolsonaro. Esta acción ha generado controversias, dividendo opiniones entre aquellos que ven al magistrado como un defensor de la democracia y otros que lo critican por su supuesta tiranía.

La disputa entre Musk y el juez Moraes se intensificó recientemente cuando el magnate inició una serie de cuestionamientos en la plataforma X contra el alto magistrado, llegando incluso a exigir su renuncia. Este enfrentamiento ha suscitado debates sobre el papel de las redes sociales y su regulación.

En medio de este conflicto, se observa una polarización en la sociedad brasileña, donde los partidarios de Bolsonaro han aplaudido la postura de Musk, interpretándola como un acto en favor de la libertad de expresión. Sin embargo, las acciones del magnate estadounidense podrían tener implicaciones significativas en el panorama político y legal del país sudamericano, alimentando aún más las tensiones en un contexto marcado por divisiones ideológicas y confrontaciones institucionales.

Notas relacionadas

Las inundaciones en Brasil causaron una devastación histórica y se avecinan más lluvias

redactor

México: numerosas ciudades a oscuras luego de un masivo apagón a lo largo del país

redactor

Anunciaron nuevos temporales en Rio Grande do Sul, y la situación podría agravarse

redactor