Noticiero 9

¿Son cancerígenas las lámparas de manicura?

Florencia se miró la uña de cerca, dudó. ¿Qué podía ser? tenía una mancha verde en su dedo, una biopsia mostró que tenía un carcinoma. No había hecho nada nuevo, al contrario: hacía dos años y medio que se hacía las manos con las lámparas para manicura de esa forma cada 15 días y nunca le había pasado nada.

Una joven porteña fue diagnosticada con cáncer en una de sus manos y los médicos sospechan de las lámparas led a las que acudía recurrentemente para hacerse un esmaltado semi permanente. Por el momento, está recuperando el tejido blando que le provocó la enfermedad.

En este sentido Noticiero 9 edición Central dialogó con la médica dermatóloga Leisa Molinari quien explicó los peligros del uso continuo de estos aparatos y como prevenir futuros problemas de salud.

La doctora comenzó explicando que los especialista en cáncer de piel desde el año 2009 llevan leyendo sobre el uso de aparatos que emiten rayos UV que resultan nocivos para la salud «atando un poquito los cabos, en algún momento llegamos a decir ojo con esto, puede pasar algo».

La médica hace hincapié en que los últimos años hubo una explosión por el cuidado de las manos , por lo cual no les resulta algo sorprendente y nuevo «lo que pasó con esta paciente, es que se descartó toda causa ya conocidas y estudiadas de cáncer de piel en la uña, por eso se publicó este artículo, llegando a la conclusión de que fue una causa emitida por estas lámparas».

En la misma línea, aseguró que con un buen cuidado de piel y manos con protector solar y las uñas, no hay problemas, pero si trae consecuencias la exposición reiterada a estas cámaras que emiten rayos UV, ya que las láminas de las uñas se afinan tanto, que dejan de proteger y trabajar como filtro para las radiaciones.

La radiación provoca alteraciones en el ADN, así hablemos de las lámparas o camas solares que son de uso más frecuente, que si bien emiten radiaciones mínimas, la constante de sus usos termina trayendo consecuencias, ya que los ratos UV son cancerígenos y las lámparas para manicura los contiene, en mayor o menor medida.

Pese a todos los datos científicos confirmados sobre el uso de estos aparatos y prohibición en algunos lugares del mundo, la práctica sigue siendo masiva y en la Argentina no se encuentra prohibido «todavía estamos pelando el uso de algún cartel que diga para mayores de 18 años» también aseguró que no pretenden el desuso de las máquinas, pero si que se baje la frecuencia de su uso.

Por último, la especialista recomendó el cuidado de las manos, la piel, el uso de protector solar y realizarse las uñas cada dos o tres meses.

Notas relacionadas

El Gobierno nacional suspende aranceles a las exportaciones lácteas para mejorar la competitividad

redactor

Detuvieron a cuatro ciudadanos bolivianos con pasaportes argentinos truchos en Makallé

redactor

Las estafas virtuales en aumento: hay más de 10 denuncias por día y contabilizan hasta $4 millones en estafas

redactor