Noticiero 9

Paraguay busca la condena del torturador de la dictadura Eusebio Torres

La Justicia lo juzga por presuntos crímenes de lesa humanidad perpetrados en 1976. Víctimas del expolicía prestan testimonio en el arranque del juicio

Los testigos aseguran que el comisario paraguayo Eusebio Torres chasqueó el látigo y reventó el ojo del hoy psiquiatra Carlos Arestivo, en menos de un segundo. A Margarita Báez la colgó del cabello, le quemó el pecho y la vagina. Cuentan que a Carlos Casco, como a su hermano Luis, lo electrocutó y ahogó por horas en abril de 1976, como a su esposa Teresa Aguilera de Casco, ya fallecida, a quien torturó, aunque estaba embarazada de 6 meses. Su hijo nació en cautiverio.

A Guillermina Kanonnikoff la torturó con su hijo de ocho meses delante y a Constantino Coronel lo tuvo engrillado durante tres meses con sesiones de picana eléctrica cada tarde. Estas dos víctimas relataron las torturas perpetradas por el excomisario que este viernes comenzó a ser juzgado por crímenes de lesa humanidad.

Constantino fue el primer en declarar y lo pudo hacer en guaraní y en español porque tanto la fiscal como el tribunal lo hablaban. Lo hizo mirando de frente a una computadora portátil donde en una videollamada se refugiaba Torres, que no compareció a la cita. Le acompañaba una treintena de otras víctimas, hombres y mujeres fuertes, con canas orgullosas y mentes brillantes que el torturador no logró destruir, compañeros de celda y de resiliencia.

A diferencia de Argentina, Paraguay solo ha juzgado a nueve responsables de crímenes de lesa humanidad, y casi todos encontraron la forma de morir en sus casas u hospitales. No en la cárcel. Hace 35 años que terminó la dictadura del Partido Colorado en Paraguay, aunque este sigue gobernando, y desde entonces, víctimas, familiares, abogados defensores y de derechos humanos, así como fiscales, han intentado condenar a más responsables sin conseguirlo.

En 2014, el entonces presidente paraguayo Horacio Cartes rindió un homenaje público a Torres y a otros policías denunciados por torturas. Hoy Cartes preside el Partido Colorado, y su discípulo y exgerente de banco Santiago Peña preside el país. Aún así, las víctimas esperan una sentencia ejemplar.

Notas relacionadas

25 muertos y decenas de desaparecidos en una mina ilegal en Venezuela

redactor

La justicia chilena reabrió la causa por la muerte de Pablo Neruda: crecen las sospechas de un envenenamiento

redactor

Francia rechaza el acuerdo entre la UE y el Mercosur, pero propone una “negociación fragmentada”

redactor