Noticiero 9

Por el ajuste, la economía registró casi 100.000 despidos en lo que va de año

Desde la asunción del presidente Javier Milei, Argentina ha atravesado un significativo ajuste económico, el cual ha impactado notablemente en el empleo registrado en el sector privado. 

Entre noviembre del año pasado y febrero de este año, el Sistema Previsional Integrado Argentino (SIPA) reportó una reducción de 62.900 empleos, mientras que la Encuesta de Indicadores Laborales (EIL) de marzo estima una disminución adicional de 35.555 puestos, totalizando cerca de 100.000 trabajadores menos.

El ajuste, considerado el más drástico en tres décadas, ha afectado diversos sectores económicos. La construcción ha sido una de las áreas más perjudicadas, con una disminución del 15% en su fuerza laboral, atribuida en gran parte a la paralización de la obra pública. En el transporte, la reducción fue del 8%, mientras que el comercio y la industria también sufrieron pérdidas significativas de empleo mensual. Por el contrario, sectores como la minería y la agricultura han mostrado un crecimiento, y los servicios financieros se han mantenido estables.

El contexto económico actual ha llevado a que muchos trabajadores desplazados del empleo formal recurran al trabajo informal para subsistir. Según especialistas, esta tendencia es común en periodos de contracción económica, donde la caída del empleo registrado suele ir acompañada de un aumento en el empleo informal. En este sentido, casi la mitad de la población laboral argentina se encuentra en la informalidad o trabaja de manera independiente.

El mercado laboral ha evidenciado una contracción general desde septiembre, coincidiendo con la desaceleración económica durante el gobierno anterior. El Producto Bruto Interno (PBI) cayó un 1,6% el año pasado, impulsado por una severa sequía, y la inflación anual alcanzó el 211,4%, la más alta en más de tres décadas. Esto provocó una significativa reducción del poder adquisitivo, con los salarios públicos cayendo un 20,2%, los privados un 14,7%, y los del sector informal un 31%.

Finalmente, los analistas del mercado laboral destacan que, aunque la caída de 63.000 empleos formales es significativa, no es inesperada en un proceso de ajuste económico. Esta situación ha llevado a muchas empresas a congelar contrataciones y no renovar contratos temporales, más que a recurrir a despidos masivos. En consecuencia, se espera que el impacto en el empleo formal continúe mientras se implementan las medidas de ajuste económico.

Notas relacionadas

Caso Loan: una breve cronología de los hechos

redactor

La industria pyme cayó 19% anual en mayo

redactor

Caso Loan: En los operativos en Resistencia hallaron armas, municiones y dinero en efectivo

redactor