Noticiero 9

Productores de Corrientes manifestaron preocupación por ingreso de naranjas egipcias al país

Con el inicio de la temporada de cítricos en Argentina, las verdulerías de Buenos Aires han comenzado a ofrecer cajones de naranjas importadas desde Egipto. Este hecho ha generado preocupación entre los productores locales de la provincia de Corrientes. Miguel Rosbaco, presidente de la Cooperativa San Francisco de Monte Caseros, compartió su perspectiva sobre esta situación en una entrevista para Noticiero 9.

Rosbaco explicó que la competencia extranjera, especialmente de países como Egipto, está impactando negativamente a los productores locales. «Egipto logra producir a costos muy bajos, lo que les permite exportar cítricos a precios que nosotros no podemos igualar», comentó Rosbaco. Según él, el costo de producción en Argentina es significativamente más alto debido a factores como los insumos y la maquinaria agrícola, lo que complica la capacidad competitiva de los productores locales.

Además, Rosbaco destacó una peculiaridad en los acuerdos comerciales que exacerba el problema: «Egipto tiene arancel cero en el Mercosur. Esto significa que sus productos ingresan a Argentina sin impuestos adicionales, mientras que nuestras exportaciones enfrentan costos arancelarios en otros mercados». Esta situación no solo afecta a Argentina, sino también a otros países del Mercosur como Brasil, donde los productores locales también están preocupados por la entrada de fruta egipcia a bajo costo.

A pesar de estos desafíos, Rosbaco aclaró que los volúmenes de cítricos importados no son aún lo suficientemente grandes como para poner en peligro la producción local. «Los importadores no traen grandes cantidades que puedan saturar el mercado. Sin embargo, en momentos específicos del año, como enero y febrero, la competencia es más notoria debido a los bajos precios de los productos importados».

Rosbaco también subrayó los problemas internos que enfrentan los productores correntinos. «El costo de los agroquímicos en Argentina es muy alto comparado con países vecinos como Uruguay y Brasil. Además, los costos logísticos, desde los fletes terrestres hasta los marítimos, son extremadamente elevados, lo que encarece aún más nuestros productos en el mercado internacional».

En cuanto a la carga impositiva, Rosbaco mencionó que, aunque no es el principal problema, sí contribuye a la dificultad de competir en el mercado global. «La exportación de fruta cítrica implica un 70% de valor agregado en términos de logística, empaques y mano de obra, y solo un 30% corresponde al valor de la fruta en sí misma».

Notas relacionadas

El Patronato del Enfermo de Lepra Resistencia cumple 88 Años

redactor

Presidencia Roca: secuestraron armas de fuego y radios portátiles en un operativo de control vehicular

redactor

El Gobierno logró recuperar dos meteoritos que se encontraban en Entre Ríos

redactor