Noticiero 9

Robo en la Escuela 31 Gervasio Artigas: “Es necesario que tomen medidas urgentes”

La Escuela Secundaria N° 31 José Gervasio Artigas, ubicada entre los barrios de Villa Don Enrique y Santa Inés, nuevamente fue víctima de un robo que ha dejado a la comunidad educativa consternada y exigiendo medidas urgentes por parte del gobierno.

El incidente ocurrió anoche, alrededor de las 22 horas, cuando se reportaron movimientos sospechosos dentro del establecimiento. Graciela Gómez, directora de la institución, al recibir la notificación por parte de vecinos, inmediatamente contactó a la policía, quienes le confirmaron estar al tanto de la situación. 

Durante la madrugada, la policía logró atrapar a dos ladrones que llevaban dos de los ventiladores en una moto de 100 cc.

Al llegar al colegio, Gómez y su equipo constataron el saqueo: seis ventiladores de techo recién instalados, junto con el cableado de la galería, habían sido sustraídos. Además, se detectaron destrozos en varios salones, donde se forzaron cerraduras y se rompió un parasol para acceder al interior.

El relato de Gómez pone de manifiesto la impotencia que siente la comunidad educativa frente a una situación que se ha vuelto recurrente. «Con mucho sacrificio, la comunidad educativa, los padres y los alumnos realizamos beneficios para reemplazar lo que nos roban«, lamentó la directora. «Siempre es poco. Necesitamos que las autoridades se acerquen y aprueben el presupuesto para las refacciones necesarias«.

La indignación también se hizo eco entre los padres, representados por Ricardo, quien denunció la inacción del Estado ante una problemática que perdura en el tiempo. «Lo que tiene que hacer el Estado no lo hace«, expresó. «Es necesario que tomen medidas urgentes, como instalar cámaras de seguridad o asignar vigilancia policial para proteger el establecimiento«.

La comunidad educativa, compuesta por 556 alumnos distribuidos en dos turnos, se ve gravemente afectada por estos actos delictivos. Los padres, en un esfuerzo por mantener el funcionamiento de la escuela, se han visto obligados a colaborar con la compra de equipamiento y la realización de refacciones, pero aún así se enfrentan a una realidad desoladora.

Ante la falta de respuestas por parte de las autoridades, la directora Gómez decidió suspender las clases en busca de una solución urgente. «Necesitamos una respuesta concreta«, afirmó. «La escuela no puede seguir operando en estas condiciones«.

Este último robo no solo ha dejado pérdidas materiales, sino que también ha expuesto la fragilidad de una institución que lleva décadas brindando educación pública a la comunidad. La falta de seguridad y la ausencia de medidas preventivas ponen en peligro el futuro de cientos de estudiantes que merecen un entorno educativo seguro y digno.

Notas relacionadas

CHACO| El gobierno extendió la preinscripción para acceder al boleto docente

redactor

Sameep articula trabajo para proveer agua potable a Colonia Popular

redactor

Ofrecen $3 millones por datos sobre el paradero de Jemina Aguirre, desaparecida en 2021 de Fontana

redactor