Noticiero 9

Sáenz Peña: se agudiza la crisis en la construcción

La actividad registró una caída del 42% durante el mes pasado. El freno en la obra pública castiga a numerosas localidades del interior, especialmente en la Termal.

La industria de la construcción en Argentina atraviesa una profunda crisis, marcada por un receso económico que ha afectado gravemente su actividad. Según comentó a N9 el empresario del sector, José Martínez, desde marzo del año pasado hasta la fecha, se ha registrado una caída del 42% en la actividad constructiva. Este descenso se debe, en gran medida, al parate de la obra pública, una arteria fundamental para el sector.

El flamante Jefe de Gabinetes nacional, Guillermo Francos, afirmó que la actividad de la construcción había aumentado, pero la realidad que describen los empresarios del sector difiere notablemente. Martínez sostiene que no hay indicadores que demuestren un crecimiento en la construcción. «Buscan un superávit, ¿a costa de qué? Si un gobierno se olvida que adentro viven personas, estamos viendo las cosas muy distorsionadas«, afirmó Martínez, resaltando la gravedad de la situación.

La obra pública ha sido tradicionalmente un motor clave para la construcción en Argentina, y su paralización ha tenido efectos devastadores. «La obra pública desapareció dentro del esquema de gobierno actual, y ninguna actividad privada puede lograr mover la aguja hacia arriba«, subrayó Martínez. Además, destacó que el mantenimiento de infraestructuras, como las rutas, se ha visto gravemente afectado, con consecuencias negativas para el transporte y la seguridad vial.

El impacto en el empleo también ha sido significativo. Con la reducción de proyectos de obra pública, la demanda de mano de obra ha caído drásticamente, dejando a muchos trabajadores sin empleo. «La situación es deplorable. Hoy la oferta de trabajo en la construcción supera con creces la demanda, algo que no ocurría en años anteriores«, señaló Martínez.

En el ámbito privado, la situación no es mucho mejor. Si bien hay una mejora paulatina, esta es muy frágil. «El sector privado mejora muy paulatinamente, pero está atado con alambre. La cuestión económica es muy frágil, y esto se refleja en los operarios, que son los más vulnerables», explicó Martínez. Esta precariedad afecta a toda la cadena de valor de la construcción, desde los proveedores de materiales hasta los trabajadores en obra.
El presidente de la Cámara de la Construcción ha comparado la situación actual con la crisis de 2001, señalando que es mucho peor. Según sus palabras, mientras en 2001 se caía desde un primer piso, en la actualidad la caída es desde un décimo piso, ilustrando la gravedad del panorama.

Notas relacionadas

Caso Loan: una breve cronología de los hechos

redactor

4 desapariciones que refuerzan la hipótesis de trata ilegal: Loan, Carlitos, Miguel Ángel y Natalia

redactor

Caso Loan: Fernando Burlando será el nuevo abogado de la familia del niño desaparecido

redactor