Noticiero 9

Sequía extrema: “si no llueve dentro de 15 días nos veremos afectados nuevamente”

Emilio Titonel, periodista agropecuario, explica los efectos devastadores de la sequía de tres años en la región y la necesidad de lluvias para salvar los cultivos.

La región se encuentra sumergida en una sequía histórica que ya lleva cuatro años, acumulando efectos devastadores en la agricultura y ganadería. Emilio Titonel, reconocido periodista agropecuario, destaca el fenómeno de las lluvias sectorizadas, donde un mismo departamento puede presentar situaciones contrastantes.

Un ejemplo claro es el caso de un productor que mostró dos campos sembrados con girasol en la misma fecha y con el mismo paquete tecnológico, pero uno se encontraba en buenas condiciones y el otro no. Esta complejidad dificulta aún más la situación.

En cuanto a los cultivos más afectados, el trigo ha sufrido graves consecuencias. Aunque no sea el cultivo más importante en la región, muchos productores lo siembran para vender su producción. Sin embargo, se han obtenido cosechas mínimas e incluso hay productores que ni siquiera pudieron cosechar. En cuanto al algodón, si no llueve en los próximos 15 días, se prevé una situación aún más complicada. Algunos sectores están bien, pero otros enfrentan serias dificultades.

En cuanto al milimetraje necesario para mejorar la situación, se espera con ansias las lluvias anunciadas para noviembre. Estas son cruciales para los cultivos de algodón, soja y maíz que se desarrollarán en diciembre y enero. En cuanto a los cultivos pasados, las lluvias actuales tienen un impacto mínimo y no logran revertir los daños.

La sequía también ha afectado a la ganadería de la región. En comparación con hace cinco años, se ha registrado una disminución en el número de cabezas de ganado debido a la falta de agua. Los animales no pueden sobrevivir sin ella, lo que resalta la importancia crucial del agua en este sector.

A pesar de que puedan caer lluvias de 100 o 150 mililitros, el daño causado por la sequía ya está hecho. Sin embargo, si llueve en las próximas dos semanas, beneficiará al cultivo de algodón. Para los próximos cultivos, se necesitarán más lluvias en el futuro. En resumen, la situación es crítica y se espera con esperanza las precipitaciones que puedan aliviar la sequía y salvar las cosechas futuras.

Notas relacionadas

Barrio Zampa: detuvieron al hombre acusado de asesinar a su cuñado

redactor

Argentina lanzó el primer autotest de VIH

redactor

Barrio Zampa: Una discusión familiar terminó en tragedia

redactor