Noticiero 9

«Que la piba que está pasando por un hecho de violencia, no confíe en que el violento va a cambiar»

La provincia del Chaco presenta la tasa más alta de femicidios en lo que va del año. Víctimas que se siguen sumando y la capital chaqueña lleva el número en aumento registrado en solo pocos días.

Un nuevo hecho ocurrido este domingo pasado, deja nuevamente conmocionada a la provincia de Chaco, con el posible femicidio de Yasmín Silvestre de 35 años.

La provincia del Chaco presenta la tasa más alta de femicidios, teniendo como epicentro esta vez a la ciudad de Resistencia, donde los hechos aberrantes se llevan dando con solo días de diferencia.

En este sentido, Nancy Sotelo referente de movimientos feministas y familiar atravesado por el femicidio, visitó el estudio de Noticiero 9, para dialogar sobre la alarmante situación de violencia en la provincia.

En menos de dos semanas, en la ciudad de Resistencia se registraron un femicidio y un posible femicidio, que sigue sumando el número de víctimas en la provincia.

Nancy Sotelo expresó la necesidad de visibilizar las nuevas formas de violencias y el crecimiento de esta hacia las mujeres

“No se puede poner en palabras muchas veces el dolor que nos atraviesa y es necesario mencionar que cuando nos movilizamos desde las distintas organizaciones diciendo que la violencia mata, que el machismo mata, no es un eslogan, es la realidad” sostenía Nancy.

En la misma línea, Sotelo sostuvo que el femicidio es la última instancia de la violencia y por ende puede ser evitado, teniendo en cuenta todos los logros obtenidos en materia legislativa a lo largo de estos años, desde protocolos de actuación y leyes, pero arremetió que la realidad es que las vidas de muchas mujeres “pasan a ser una estadística, cara en una remera de lucha y es esa realidad la que tiene que interpelarnos”.

Nancy insistió que las denuncias se deben seguir realizando, aunque hay cientos de mujeres que llevan denuncias acumuladas “no les llega la orden de restricción, botón antipánico y es el Estado el que debe dar respuesta”.

 Desde el año 2012 nuestro país cuenta con la ley 26.791 y Chaco desde el año 2009, pionera   en la región, la ley 26.485 que refiere a la protección integral para prevenir, sancionar y erradicar la violencia contra las mujeres en los ámbitos en que desarrollen sus relaciones interpersonales.

Esta ley que fue mutando a lo largo de los años, para incluir distintos tipos de violencia que siguen surgiendo en torno a la mujer y sus distintos roles, así como también hace mención al Estado “como responsable, tanto por acción u omisión, entonces tenemos que dar respuestas a aquellas personas y pedir también a aquellos que son funcionarios y funcionarias que no han actuado en el momento que se realiza una denuncia, cuando no llega a tiempo el botón antipánico y cuando no hay un monitoreo sobre las acciones del atacante” seguía Sotelo.

Si bien cada femicidio tiene sus particularidades hay cambios que han maximizado las formas de violencia, así como los vínculos violentos.

Cabe recordar que Nancy Sotelo, es una familiar atravesada por el femicidio, ya que, a fines del año 2021, su hermana Soledad Sotelo, fue víctima de femicidio, por parte de Maximiliano Quiróz, pareja en ese momento de Soledad y hoy condenado a cadena perpetua.

Nancy recordó a su hermana y mencionó un mural que pintaron las amigas y compañeras de Soledad, que se encuentra en la puerta de la Secretaría de la línea 137. Dicho mural, no solo refleja a Sol, si no también una agenda que ella usaba como anotador “esa agenda con la que siempre andaba es dónde escribió lo que ella estaba viviendo antes de su femicidio” confesó Nancy.

“Que la piba que está pasando por un hecho de violencia, no confíe en que el violento va a cambiar, que lo cuente, que lo denuncie, a una amiga a alguien, que no sienta vergüenza” exclamaba Sotelo.

La referente feminista también expresó que si bien la violencia se da dentro de cuatro paredes la misma trasciende y deja de ser una violencia individual sino social y política.

“Nuestra responsabilidad como sociedad, más allá de las denuncias en el ámbito formal, en lo social es no naturalizar los hechos de violencia. Como sociedad necesitamos cree en la justicia y las instrucciones del Estado, la violencia nos atraviesa a todos, por eso el mensaje debe ser rápido claro” arremetía Nancy.

Por último, mencionó el reciente caso de Belén Piedrabuena, cuyo femicida se suicidó después de asesinarla “no se termina la búsqueda de justicia por la muerte del femicida hay toda una familia que es víctima”.

Notas relacionadas

«Te voy a matar»: el horror que vivió una mujer agredida por su ex pareja que pide ayuda a la justicia

redactor

ADENTRO EL DEBATE, AFUERA INCIDENTES | Postales de la Sesión por la Ley Bases

redactor

Elecciones Europeas | Análisis de Luis Rosales sobre el triunfo del Partido Popular 

redactor