Noticiero 9

Argentina envió ayuda humanitaria a Brasil tras las inundaciones 

El Ministerio de Defensa de la Nación anunció el envío de ayuda humanitaria a Brasil, consistente en dos plantas potabilizadoras, para enfrentar las inundaciones en Río Grande do Sul. El país vecino enfrenta una crisis con más de 100 muertos y miles de desplazados.

El Ministerio de Defensa de la Nación Argentina respondió al pedido de ayuda de Brasil frente a las graves inundaciones que afectan a Río Grande do Sul. El Operativo Protección Civil de Asistencia Humanitaria contempla el envío de dos plantas potabilizadoras con sus respectivos operadores, una solicitud realizada por el país vecino.

El equipamiento necesario fue enviado a través de un avión Hércules, el cual arribó a la base aérea militar de Canoas debido a que el aeródromo de Porto Alegre se encuentra inoperable. La ayuda fue recibida por el Agregado Militar Argentino, quien la puso a disposición del Comando Conjunto Militar brasileño, encargado de las labores de emergencia en la zona afectada.

El Hércules partió este jueves por la tarde desde la Base Aérea «El Palomar», con el objetivo de brindar apoyo y solidaridad ante la situación crítica que atraviesa Brasil.

En Río Grande do Sul, las inundaciones han causado estragos, dejando un saldo de 107 personas fallecidas hasta el momento, según informó la defensa civil. Además, más de 136 personas continúan desaparecidas y más de 165.000 han sido desplazadas de sus hogares inundados, siendo rescatadas por barcos y helicópteros.

La situación se agrava con la previsión de más lluvias en los próximos días, lo que aumenta el temor de que el nivel del agua siga subiendo en Porto Alegre y ciudades cercanas. La devastación ha destruido infraestructuras y puentes, bloqueando el acceso a las zonas afectadas y generando escasez de alimentos y saqueos nocturnos en algunas localidades.

El gobernador Eduardo Leite estima que la reconstrucción requerirá al menos 19.000 millones de reales (aproximadamente 3.680 millones de dólares), y el presidente Luiz Inácio Lula da Silva anunció que el Congreso aprobó un decreto para destinar 50.000 millones de reales a los damnificados, equivalente a unos 9.800 millones de dólares.

Notas relacionadas

La iglesia católica reclamó un plan alimentario nacional y ratificó su apoyo a los comedores populares

redactor

Aumento salarial para Fuerzas Armadas y nuevos beneficios para veteranos de Malvinas

redactor

Barranqueras: capturaron a un hombre que estaba prófugo de la justicia

redactor